SIGUENOS EN FACEBOOK!

viernes, 23 de diciembre de 2011

LA BARONESA HELENA DE VETSERA!


La vida privada de la baronesa helena de vetsera constituía la comidilla de la sociedad vienesa. Algunas aventuras amorosas, la primera de ellas con el conde Nicolás esterhazy von galantha (caballerizo mayor de la emperatriz Elisabeth). Luego helena comenzaba a apuntar alto, muy alto con el archiduque Guillermo de Austria-teschen. Se dijo también que el mismo kronprinz Rodolfo había disfrutado de sus favores.

En el otoño de 1876, helena y sus hermanos Alejandro, Arístides, Héctor y enrique fueron invitados por la emperatriz al castillo de godöllo. Incluidos “al círculo privado de su majestad, no a la corte.

La condesa maría festetics von tolna, dama de la emperatriz, se percato horrorizada de la estrategia de seducción que desplegaba la baronesa para  atraer al joven kronprinz de apenas dieciocho años. Bromas, risas, caprichos, conversaciones provocativas, en suma, los mensajes sexuales de la baronesa había sido lanzados sin código alguno: eran claros y directos. Rodolfo no dejo pasar la ocasión de una aventura con una mujer de mundo.



Para helena, sin embargo, el asunto revestía otro cariz. Casada y madre de dos hijos, la Baronesa no podía lanzarse a una aventura que podría tener consecuencias contrarias a las que ella esperaba. Acostarse con un hombre once años menor que ella era divertida y el Kronprinz de mirada triste era en realidad una bestia erótica; decidió al final relegar la experiencia al rango de anécdota simpática. Helena era demasiado ambiciosa para asumir el papel de una de aquellas damas que ayudaban a los Habsburgo en el desarrollo de su virilidad, y tampoco ambicionaba convertirse en una amante titular.

El episodio de Gödöllö había sido una escapada más que indiscreta de una mujer de veintinueve años con un marido perpetuamente ausente. Elena cambió de dirección y se abocó a la vida mundana con discreción y estilo, entregándose a un objetivo en cuerpo y alma: convertirse en la mejor anfitriona de Viena.
Una “gran dama” no se puede improvisar pero Elena lo tenía todo: nombre, riqueza, posición, una educación refinada y cosmopolita y, sobre todo, cuna. Los Vetsera dejaron la casona del distrito de Leopoldstadt y alquilaron a los Príncipes de Salm un espléndido palacio rococó color amarillo Habsburgo en la Salesianergasse que avecinaba con varias embajadas y casas de la nobleza.

·NOTA CURIOSA!:En las memorias”francisco José y su corte” del conde roger nos da una conexión entre la baronesa y francisco José. << El emperador  llevaba relaciones al mismo tiempo con ambas hermanas baltazzi de Grecia. Helena y su hermana menor. A cada una le hizo creer que era su única querida. Cuando se enteraron de la verdad, la hermana menor se ahogo en el Danubio y helena se caso con rapidez con un barón de nueva creación. ¿Esta experiencia dejo mucho espacio para la intención y los planes de venganza, y lo más eficaz para desarrollar un plan de posesión sobre el hijo joven y vulnerable del libertino emperador?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada