SIGUENOS EN FACEBOOK!

martes, 30 de agosto de 2011

LA DAMA BLANCA DE LOS HABSBURGO!

Les paso a explicar la leyenda de perchata von rosenberng, una hermosa hija de ulrich II, la llamada dama blanca. Su padre la obligo a casarse con jan von lichtenstein, un poderoso señor de la nobleza, y también un hombre violento y grosero, de acuerdo con la leyenda. Su matrimonio fue un infierno en le hogar, nadie podía  ayudarla, así como la moral de la época no permitía que una mujer dejara a su marido a pesar de que la tratara de la peor manera.

Sin embargo a la muerte de su esposo, regreso al castillo con sus padres. Pero el dolor que experimento dejo su huella pues nadie la volvió a ver sonreír de nuevo. Triste, delgada, prematuramente se desvaneció, con el pelo rizado de oro cubierto por un velo blanco, caminaba a través del castillo.Su muerte fue un golpe terrible no solo para los señores  rosenberng, sino también para los pobres en toda la región. Nunca dejaron el luto y pronto comenzaron a reunirse con ella en sus sueños.

La dama blanca, como la llamaban, solía aparecer en los castillos rosenberng con un sencillo vestido blanco con las llaves en la cintura y paseándolos para enfrentar los eventos futuros. Una sonrisa en su rostro era una señal de buenas nuevas, mientras que los guantes negros e sus manos y el rostro solemne anunciaba un desastre inminente o la muerte.

De acuerdo con el relato la dama blanca aparecía cuando la muerte rodeaba a alguno de los Habsburgo. Fue vista por primera vez cuando Carlos I de España y V de Alemania  murió en el Monasterio de Yuste (Cáceres) en 1558. Francisco Esteban de Lorena, marido de María Teresa de Austria, se dio con ella de sopetón (con el fantasma, no con su mujer) en el Palacio Imperial de Innsbrück en 1765, e inmediatamente después falleció. María Antonieta la vio en las Tullerías (París), cuando esperaba para ser guillotinada (1792) durante la Revolución Francesa. Leopoldine, futura cuñada de Napoleón I, la vio cuando su madre, María Teresa de las Dos Sicilias estaba agonizando (Viena, 1807). Los títulos de rey de Roma, duque de Reichstadt y príncipe de Parma que tenía “Napoleón II” apodado el Aguilucho, pero más conocido por ser el hijo de Napoleón I y María Luisa de Habsburgo, no impidieron que se le apareciera la buena señora en Schönbrunn, muriendo en 1832.

La dama blanca fue vista cerca de mayerling. la vieron un criado del archiduque y unos campesinos cuando el espectro rondaba por los jardines. Al parecer cando el archiduque Rodolfo había matado a un ciervo blanco unos días antes, aparecería blanca, pálida, como un espejismo. El periódico <<le figaro>> el 5 de febrero de 1889, días después de la muerte del kronprinz publico que Rodolfo veía espíritus y fantasma y que la dama blanca se le había presentado.

Y, cómo no, también se le apareció a Sissi en Montreaux once días antes de ser asesinada en Ginebra el 10 de septiembre de 1898 por Luigi Lucheni. Se dice que Sissi, emperatriz de Austria-Hungría, que llevaba en su sangre el gen de la locura de los Wittelsbach, sintió la presencia de la Dama Blanca cuando murieron su hija Sofía a consecuencia del tifus (Budapest, 1857), cuando los revolucionarios de Juárez fusilaron a su cuñado Maximiliano I de México (Querétaro, 1867), cuando murió su primo Luis II de Baviera -el rey loco- murió ahogado en el lago Starnberg (Baviera, 1886); cuando su hermana la duquesa de Alençon, murió a consecuencia de un incendio en un bazar de caridad (París, 1897)… No sabemos si la Dama Blanca dejó de molestar a los actuales Habsburgo o si éstos caminan mirando al suelo para no verla. Qué familia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada