SIGUENOS EN FACEBOOK!

viernes, 23 de diciembre de 2011

LA BARONESA HELENA DE VETSERA!


La vida privada de la baronesa helena de vetsera constituía la comidilla de la sociedad vienesa. Algunas aventuras amorosas, la primera de ellas con el conde Nicolás esterhazy von galantha (caballerizo mayor de la emperatriz Elisabeth). Luego helena comenzaba a apuntar alto, muy alto con el archiduque Guillermo de Austria-teschen. Se dijo también que el mismo kronprinz Rodolfo había disfrutado de sus favores.

En el otoño de 1876, helena y sus hermanos Alejandro, Arístides, Héctor y enrique fueron invitados por la emperatriz al castillo de godöllo. Incluidos “al círculo privado de su majestad, no a la corte.

La condesa maría festetics von tolna, dama de la emperatriz, se percato horrorizada de la estrategia de seducción que desplegaba la baronesa para  atraer al joven kronprinz de apenas dieciocho años. Bromas, risas, caprichos, conversaciones provocativas, en suma, los mensajes sexuales de la baronesa había sido lanzados sin código alguno: eran claros y directos. Rodolfo no dejo pasar la ocasión de una aventura con una mujer de mundo.



Para helena, sin embargo, el asunto revestía otro cariz. Casada y madre de dos hijos, la Baronesa no podía lanzarse a una aventura que podría tener consecuencias contrarias a las que ella esperaba. Acostarse con un hombre once años menor que ella era divertida y el Kronprinz de mirada triste era en realidad una bestia erótica; decidió al final relegar la experiencia al rango de anécdota simpática. Helena era demasiado ambiciosa para asumir el papel de una de aquellas damas que ayudaban a los Habsburgo en el desarrollo de su virilidad, y tampoco ambicionaba convertirse en una amante titular.

El episodio de Gödöllö había sido una escapada más que indiscreta de una mujer de veintinueve años con un marido perpetuamente ausente. Elena cambió de dirección y se abocó a la vida mundana con discreción y estilo, entregándose a un objetivo en cuerpo y alma: convertirse en la mejor anfitriona de Viena.
Una “gran dama” no se puede improvisar pero Elena lo tenía todo: nombre, riqueza, posición, una educación refinada y cosmopolita y, sobre todo, cuna. Los Vetsera dejaron la casona del distrito de Leopoldstadt y alquilaron a los Príncipes de Salm un espléndido palacio rococó color amarillo Habsburgo en la Salesianergasse que avecinaba con varias embajadas y casas de la nobleza.

·NOTA CURIOSA!:En las memorias”francisco José y su corte” del conde roger nos da una conexión entre la baronesa y francisco José. << El emperador  llevaba relaciones al mismo tiempo con ambas hermanas baltazzi de Grecia. Helena y su hermana menor. A cada una le hizo creer que era su única querida. Cuando se enteraron de la verdad, la hermana menor se ahogo en el Danubio y helena se caso con rapidez con un barón de nueva creación. ¿Esta experiencia dejo mucho espacio para la intención y los planes de venganza, y lo más eficaz para desarrollar un plan de posesión sobre el hijo joven y vulnerable del libertino emperador?.

domingo, 11 de diciembre de 2011

SU RELACIÓN CON MARÍA VETSERA!

A inicios de otoño de 1888, maría se puso en contacto epistolar con Rodolfo solicitándole de manera anónima una cita. Hasta finales de octubre, sus contactos no pasaron de paseos que, como mucho, concluyeron con algunos abrazos furtivos en los jardines del plater. Rodolfo sabía que era seguido por la guardia de su padre y no deseaba correr riesgos. Las citas se multiplican tanto en los salones palaciegos, donde maría entra radiante y envidiada, como en los jardines de la residencia campestre de mayerling. Las murmuraciones se dejan escuchar; el escándalo circunda los salones de palacio.

Maureen  allen, un amigo estadounidense de la baronesa declaro: “la gente le dio crédito por no tener amor a la ligera, se tomo el asunto muy enserio, demostraba un amor excesivo por el príncipe heredero”.

Ahora, el azar se lo ha puesto fácil para marcar al líder de sus sueños. El primer contacto es fruto de la euforia, a base de insistencias, cartas aduladoras y visitas de 15 minutos, ha conseguido hacerse un hueco en la agenda y en la cabeza del kronprinz. El guion de los encuentros pasa, tras el sin fin de notas diarias, por una cita en la trastienda del inmenso plater vienes  a media tarde. Arrullada a los pies de un archiduque cansado y que lee la prensa o que ultima un informe, acaban acostándose juntos, haciendo el amor ”arrebatado”.

María vetsera no escatimo recursos para garantizar la pasión de su amante: consumía afrodisiacos, recurrió a encantamientos gitanos, amarraba a a su amante al lecho para hacer sesiones de sadomasoquismo y Rodolfo estaba feliz.

<< Es un diablillo …, no me la puedo sacudir…>> después añade Rodolfo: << he conocido otras mucho más hermosas; pero nunca he tropezado con un corazón tan fiel … le estoy dedicando demasiado tiempo; a veces me pregunto si soy tonto…>>.


Varias veces quiso romper con ella, pero maría vetsera lo seguía y lo hostigaba. El 26 de enero de 1889, helena vetsera concibió  una fuerte sospecha acerca de la relación del príncipe heredero con su hija. Cuando encontró una caja de cigarrillos que el príncipe le había dado a la joven con la frase “gracias a la suerte feliz 13 de enero 1889”.

Su familia y amigos se esforzaron en destacar el hecho de que el emperador y el vaticano nunca tolerarían la disolución del matrimonio de Rodolfo;  y maría sin duda se dio cuenta pero su obsesión por el príncipe iba más allá de los principios morales de la época. “si yo pudiera dar mi vida yo debería estar contenta de hacerlo, por lo que significa la vida para mí?”.

·NOTA CURIOSA!:En el libro de francisco enrique gribble “la vida del emperador francisco José” de 1914, dice que la condesa maría larisch chantajeaba a Rodolfo. << Cuando Rodolfo se encontraba en medio de sus tantas borracheras le confesó a la baronesa sus planes de algún golpe de estado para la independencia de Hungría, su divorcio con Estefanía para poder casarse de nuevo y la corona de reina de Hungría para maría vetsera>>. ¿Realmente ocurrió así? Es verdad que entre la baronesa y la condesa no existía secretos. Aunque Rodolfo era extremadamente cuidadoso con sus asuntos y cubriendo sus huellas.

domingo, 27 de noviembre de 2011

VIDA EN LA CORTE!


La pura verdad es que era una suerte que Estefanía  tuviese en Viena a su hermana Luisa...porque, en el ámbito familiar de los Habsburgo, no encontró precisamente la más calurosa de las acogidas.

A Rodolfo se le habían propuesto otras princesas como posibles consortes dignas para él. Entre ellas, habían figurado la princesa Mathilde de Sajonia o la infanta Eulalia de España. Probablemente, cualquiera de ellas hubiese suscitado una bienvenida menos seria y ceremoniosa en el emperador Francisco  José. A decir verdad, Francisco  José era introvertido, retraído, un tanto envarado y solemne: no podía esperarse en él una reacción espontánea de afectuosa bienvenida hacia ninguna. Pero en el caso de Estefanía, la llegada de la muchacha removía viejos recuerdos que se había pretendido echar en el olvido durante años. Décadas atrás, el hermano que seguía en edad a Francisco  José, el archiduque Maximiliano, también se había casado con una princesa de Bélgica: Charlotte, hermana de Leopoldo II, tía carnal de esa Estefanía. Rodolfo puso el mayor empeño en compartir sus aficiones, intereses y actitud vital con Estefanía.

sábado, 12 de noviembre de 2011

·PERIODISTA!

Como se sabe, Rodolfo escribió trabajos científicos y artículos políticos, donde critico la manera de gobierno de su padre. Estos artículos fueron publicados en la revista neues tagblatt weiner, por supuesto de forma anónima. Con la editorial de moriz szeps, con quien se hizo amigo Rodolfo, se mantuvieron en el anonimato los manuscritos. El príncipe se dirigía de forma directa y sarcástica.

Rodolfo también se esforzó por la reconciliación entre los judíos y los cristianos, para eliminar las disparidades sociales, económicas y educativas y lograr un buen patriota austriaco. Rodolfo se encontró entre la roca, por un lado el odio de la nobleza, antisemitas y nacionalistas, por otra parte, la admiración de los liberales, los intelectuales burgueses, los no católicos y los judíos.

Como Rodolfo dijo a szeps cuando la distribución general del papel para los artículos estaba prohibido: “hemos sido expulsados a las tinieblas… y es en parte obra de los jesuitas, que están estrechamente relacionados con todos los miembros mas influyentes de la familia imperial. No seme permite mover, y se han vuelto tan desconfiados de todo el mundo a mi alrededor que la vida se esta convirtiendo en una tortura.

domingo, 6 de noviembre de 2011

LA FAMILIA BALATAZZI-VETSERA

La familia baltazzi era un linaje griego de la isla de quíos.Albin vetsera tenía toda la intención de casarse con helena, una chica guapa con una fortuna recibida a la muerte de su padre theodore de seis millones de francos (casi nada…). La boda se celebro en la capilla de la embajada británica en Estambul. Al abandonar Constantinopla para instalarse en Austria, helena baltazzi y su marido albin vetsera (casados en 1864) escogieron una villa residencial de la alta burguesía vienesa.

En 1871, el mismo año del nacimiento de maría, la tercera de sus hijos, albin vetsera recibió del emperador su carta de nobleza con el titulo de barón. La pareja tuvo cuatro hijos: ladislas (con un trágico final en el incendio del burgtheater de Viena 1887), johanna (conocida como hanna), maría alexandrina y francisco (conocido como fery).
La Baronesa helena Vetsera causaba sensación con su tipo: morena, de ojos garzos y modales de Basilisa bizantina. Su exuberancia levantina era matizada por su sangre inglesa y la educación afrancesada que había recibido. Era una mujer que sabía escuchar pero que muy a menudo guardaba para ella sus propios juicios; su rostro era más bien afilado, los ojos ligeramente sombreados por un velo de ojeras, los labios carnosos que cerraba con gesto de firmeza pero que se transformaba a veces en una mueca de desprecio. Su mirada era magnética, a veces insoportable para su interlocutor. 

Poco tiempo después de su instalación en Europa, el barón albin vetsera se retiro al servicio diplomático para asumir la administración de la fortuna del sultán, lo que lo llevaba a ausentarse a menudo de Viena. Muy pegada de su rango y del honor de su familia, helena había sentido cruelmente las miradas y el trato ligeramente condescendiente de algunas de sus amistades ya que, pese a sus orígenes y a su tren de vida principesco, los baltazzi-vetsera tenían las puertas cerradas del gran palacio de la hofburg.
Los hermanos de helena: Alexander, hector, aristides y enrique, se habían convertido en personajes socialmente distinguidos y agasajados. Tras pasar una época en Inglaterra, decidieron hacer prosperar grandes establos para la cría de excelentes caballos de carreras en Hungría y fundaron en Viena el Jockey Club, una reproducción del English Jockey Club. 

Cuando estaban en territorio británico, los Baltazzi se codeaban con gente como el príncipe de Gales y los principales miembros de la aristocracia. En Belvoir Castle, residencia del duque de Rutland, lograron ser presentados a la emperatriz Elisabeth "Sissi" de Austria, que siempre se dejaba rodear por personas especialmente vinculadas a todo lo que tuviese que ver con equitación y monterías. A partir de ahí, todo fue coser y cantar. Los hermanos Baltazzi pronto se convirtieron en amigos del capitán George "Bay" Middleton, el "entrenador personal" de la emperatriz Elisabeth, y, asimismo, recibían constantes invitaciones a las monterías que se organizaban en la residencia predilecta de la emperatriz Elisabeth, el palacio de Gödöllo, cerca de Budapest. En resumen: los Baltazzi-Vetsera eran un gran clan con aspiraciones. Su espectacular progresión social les hacía todavía más ambiciosos. Helena, al quedarse viuda de Albin von Vetsera, centró sus aspiraciones en el porvenir de sus retoños. 

lunes, 17 de octubre de 2011

DIFERENCIAS CON GUILLERMO II DE ALEMANIA

Al principio Guillermo y Rodolfo eran muy buenos amigos, siempre lo trataban bien durante su estancia en Viena haciéndola muy agradable. Pero a medida que pasaba el tiempo la amabilidad de Guillermo hacia Rodolfo se fue tornando superficial, y pronto comenzaron los disgustos. Guillermo, por supuesto, no podía soportar las ideas liberales del príncipe, y mucho menos su amistad con los judíos. Incluso llego a llamar a Rodolfo un “judenknecht”.

Cuando en junio de 1888  llego al trono el emperador Guillermo de Alemania. Rodolfo desvaneció su sueño de una Europa democrática, con el tiempo su actitud hacia Prusia llego a las fronteras del odio, señalando que Austria-Hungría se convertiría en una provincia prusiana.

La opinión negativa de Guillermo cuando llego a inspeccionar el ejército austriaco, con unas críticas agudas sobre la infantería, cuyo inspector general era Rodolfo. Guillermo expreso su opinión abiertamente a francisco José y a Elisabeth. Mostrando a Rodolfo  como un indisciplinado, superficial y descuidado, que su modelo militar era aburrido y obsoleto. La emperatriz Elisabeth rechazo categóricamente la queja, por lo que Guillermo tuvo que disculparse. De regreso a Berlín, francisco José informo del desorden de su ejército y exigió cambios drásticos, la consecuencia final fue la salida clara de Rodolfo como inspector general.
Lo irritaba que lo compararan con Guillermo. Que a sus 29 años aterrizo en el trono imperial, y tenía cuatro hijos varones, mientras que él estaba en la lista d espera por el titulo imperial y no tenía ningún hijo varón.

jueves, 13 de octubre de 2011

EL PABELLÓN DE CAZA DE MAYERLING!

El príncipe heredero Rodolfo compro varias propiedades entre 1884 y 1886 y había renovado y “unido” para formar el pabellón de caza de mayerling. Constaba de tres salas en torno a un patio, además de un pabellón de té, una bolera y los establos que se describe por sus contemporáneos como “de lujo”.

El nuevo pabellón de caza se abrió oficialmente con una cacería de los días 19 y 20 de noviembre de 1887 en presencia del emperador y la emperatriz. Supongo que la princesa Estefanía estaba presente en aquella ocasión. El kronprinz Rodolfo había elegido aquel lugar como centro de sus actividades cinegéticas y también para sus devaneos amorosos. También para descansar tras los días de caza y reunirse en torno a una cena solida, regada con vinos fuertes y amenizados con los relatos de la jornada.

La ligera hondonada del valle de helenenthal donde había sido construido el castillito hacia que fuera prácticamente sepultado.
Entre noviembre de 1887 y los trágicos acontecimientos de 1889 la casa de campo se utilizo solo diez ocasiones. En ese periodo, la princesa Estefanía se quedo allí dos veces. La pequeña erzi se alojo allí entre el 1 al 17 de junio de 1888, cuando se recuperaba de una enfermedad.

En el libro el martirio de una emperatriz (1889) nos da una descripción sobre el diseño interior de mayerling:

“sus apartamentos parecían más un museo, o las habitaciones de un profesor de historia natural, que las de un príncipe alto y poderoso. Unos de los salones se organizo con el fin de representar un bosque. Un enorme oso, que el príncipe había disparado en una estancia en munkdcs, se aferraba a un pino de tronco. Búhos, linces, faisanes, zorros, venados y ciervos se encontraba en esta sala maravillosa.
También había aves que fueron fusiladas por Rodolfo durante su viaje de “quince días al Danubio”. El estudio del príncipe fue decorado con maravillosos ejemplares de extranjeros y nacionales de armas; pistolas, carabinas, mosquetes, espadas, dagas y sables con incrustaciones de oro, plata y nácar. Un ciervo blanco que le disparo en bohemia fueron quizás los elementos más notables de esta hermosa colección”.

domingo, 2 de octubre de 2011

UNA VIDA SEXUAL DESENFRENADA!...

A pesar de que su madre lo mimaba en exceso y le adoraba con locura, Rodolfo fue testigo de las reyertas matrimoniales entre el odioso y sifilítico emperador y su exquisita madre. Como producto de las andanzas extramatrimoniales del emperador siempre hubo confusión en cuanto al número de bastardos que engendro con sus amantes, y entre las media hermanitas del gallardo Rodolfo se cuenta a maría vetsera. No es de extrañarse que el futuro playboy tuviera una idea bastante macabra del matrimonio al ver lo mal que nadaban la relación entre sus regios padres.

Rodolfo desde que entraron en buena función sus hormonas en las adolescencia, se dedico a perseguir cuanta falda le pasara por delante sin distingo de raza, religión o edad. Sabía que jamás podía casarse por amor, y que estaba destinado a escoger esposa entre las rancias y muchas veces feas princesas de las antiguas casas europeas.



Rodolfo no se andaba precisamente con remilgos. Solía frecuentar los prostíbulos mas celebres de la ciudad o pedía que se enviasen a sus chicas preferidas a las fiestas privadas que se organizaban. Bebía demasiado y desaparecía noches enteras para participar en orgias.

Rodolfo incluso llego a engendrar dos niños con una vienesa, pero nunca se hablo de boda. La afición al mundo de las bambalinas era cosa corriente entre las testas coronadas y por coronar, como tadea mirszlac (una gitana que no usaba bragas y que se fue al lecho con el príncipe cuando este era un imberbe adolescente y ella ya una mujer treintona).

“he llegado a tener 14 y a acostarme con cuatro cada noche”; comenta el príncipe Rodolfo.

Siendo un hombre apuesto y con cierto aire desvalido, Rodolfo atraía irresistiblemente a las mujeres, hasta el punto de que muchas se le ofrecían descaradamente. Ello dio pábulo a los chismes sobre una vida sexual desenfrenada del heredero austrohúngaro (reflejada, por ejemplo, en la película húngara vicios privados, virtudes publicas de 1976). En realidad no fue para tanto, más que por la pasión erótica, estaba dominado por la del poder.


miércoles, 7 de septiembre de 2011

EL ENCUENTRO DE LOS AMANTES!

El hipódromo de freudenau se encuentra enclavado en ese pulmón verde de Viena que se llama el plater, enorme parque boscoso que jugara un papel importante en las intrigas amorosas que precedieron la tragedia de mayerling. Fue aquí que en el otoño de 1888 Rodolfo conocería a maría vetsera. El kronprinz ya era un icono adorado de la sociedad vienesa. Cuando maría vetsera fue presentada al príncipe heredero, esta se quedo literalmente arrebatada de amor. Rodolfo era el DESAFIO, con mayuscula: un hombre que mezclaba inteligencia y sensibilidad acusadas, un hombre de mundo, un play boy masculino, atado a un matrimonio de conveniencia y aficionado a visitar los lupanares vieneses.

El kronprinz, por su parte, galán y atrevido, experto en le arte de enamorar se acerca a la damisela y la corteja con palabras melosas y ademanes seductores y distinguidos. María vetsera morena de ojos azules hizo uso de toda su belleza, encanto exótico y artes amatorias entre las sabanas para atraer al archiduque, quien a pesar de su enorme andadura de cama en cama cayo rendido a los pies de la ambiciosa y perversa muchacha.
Así nace un romance marcado por el destino con signos de luto.

NOTA CURIOSA!: en el libro “el martirio de una emperatriz” afirmo que la princesa Estefanía se negó a acompañar a su marido en su viaje a Inglaterra, para celebrar el jubileo de oro de la reina victoria porque no podía afrontar la humillación de que su marido corriera detrás de una chica que todavía debería estar en la escuela, que incluso conocía a la chica vetsera en vina antes del viaje previsto a Londres. El jubileo de la reina victoria se celebro el 21 de junio de 1887, casi año y medio antes de lo que se supone que se conocieron. También katherine schratt afirmo que la princesa Estefanía le había dicho que su estrés y preocupaciones se debían a la relación de Rodolfo y maría vetsera a mediados de 1887. Esta pequeña discrepancia de al menos año y medio de este romance es realmente increíble!.

martes, 30 de agosto de 2011

LA DAMA BLANCA DE LOS HABSBURGO!

Les paso a explicar la leyenda de perchata von rosenberng, una hermosa hija de ulrich II, la llamada dama blanca. Su padre la obligo a casarse con jan von lichtenstein, un poderoso señor de la nobleza, y también un hombre violento y grosero, de acuerdo con la leyenda. Su matrimonio fue un infierno en le hogar, nadie podía  ayudarla, así como la moral de la época no permitía que una mujer dejara a su marido a pesar de que la tratara de la peor manera.

Sin embargo a la muerte de su esposo, regreso al castillo con sus padres. Pero el dolor que experimento dejo su huella pues nadie la volvió a ver sonreír de nuevo. Triste, delgada, prematuramente se desvaneció, con el pelo rizado de oro cubierto por un velo blanco, caminaba a través del castillo.Su muerte fue un golpe terrible no solo para los señores  rosenberng, sino también para los pobres en toda la región. Nunca dejaron el luto y pronto comenzaron a reunirse con ella en sus sueños.

La dama blanca, como la llamaban, solía aparecer en los castillos rosenberng con un sencillo vestido blanco con las llaves en la cintura y paseándolos para enfrentar los eventos futuros. Una sonrisa en su rostro era una señal de buenas nuevas, mientras que los guantes negros e sus manos y el rostro solemne anunciaba un desastre inminente o la muerte.

De acuerdo con el relato la dama blanca aparecía cuando la muerte rodeaba a alguno de los Habsburgo. Fue vista por primera vez cuando Carlos I de España y V de Alemania  murió en el Monasterio de Yuste (Cáceres) en 1558. Francisco Esteban de Lorena, marido de María Teresa de Austria, se dio con ella de sopetón (con el fantasma, no con su mujer) en el Palacio Imperial de Innsbrück en 1765, e inmediatamente después falleció. María Antonieta la vio en las Tullerías (París), cuando esperaba para ser guillotinada (1792) durante la Revolución Francesa. Leopoldine, futura cuñada de Napoleón I, la vio cuando su madre, María Teresa de las Dos Sicilias estaba agonizando (Viena, 1807). Los títulos de rey de Roma, duque de Reichstadt y príncipe de Parma que tenía “Napoleón II” apodado el Aguilucho, pero más conocido por ser el hijo de Napoleón I y María Luisa de Habsburgo, no impidieron que se le apareciera la buena señora en Schönbrunn, muriendo en 1832.

La dama blanca fue vista cerca de mayerling. la vieron un criado del archiduque y unos campesinos cuando el espectro rondaba por los jardines. Al parecer cando el archiduque Rodolfo había matado a un ciervo blanco unos días antes, aparecería blanca, pálida, como un espejismo. El periódico <<le figaro>> el 5 de febrero de 1889, días después de la muerte del kronprinz publico que Rodolfo veía espíritus y fantasma y que la dama blanca se le había presentado.

Y, cómo no, también se le apareció a Sissi en Montreaux once días antes de ser asesinada en Ginebra el 10 de septiembre de 1898 por Luigi Lucheni. Se dice que Sissi, emperatriz de Austria-Hungría, que llevaba en su sangre el gen de la locura de los Wittelsbach, sintió la presencia de la Dama Blanca cuando murieron su hija Sofía a consecuencia del tifus (Budapest, 1857), cuando los revolucionarios de Juárez fusilaron a su cuñado Maximiliano I de México (Querétaro, 1867), cuando murió su primo Luis II de Baviera -el rey loco- murió ahogado en el lago Starnberg (Baviera, 1886); cuando su hermana la duquesa de Alençon, murió a consecuencia de un incendio en un bazar de caridad (París, 1897)… No sabemos si la Dama Blanca dejó de molestar a los actuales Habsburgo o si éstos caminan mirando al suelo para no verla. Qué familia.

jueves, 18 de agosto de 2011

RODOLFO "EL CIENTIFICO!"


Rodolfo estaba feliz de hacer frente a la ciencia, especialmente la etnografía. Su padre, el emperador no estaba dispuesto en confiar en el entusiasmo de su hijo por la ciencia, e incluso dio la orden de abstenerse de este tipo de estudios, porque lo consideraba indigno de un futuro gobernante. la prohibición no desalentaría a Rodolfo, a los 17 años le escribe a su profesor, el Dr. Joseph krist:

“…siempre gracias, porque fueron los primeros que introdujeron la naturaleza del conocimiento científico y el interés despertado en mi un amor y deseo, que no solo es mejorar y aclarar. La naturaleza nos enseña a amar nuestro gran tesoro. He encontrado consuelo en las ciencias naturales y la recreación, y también se encuentra en ellos toda mi vida…”

En 1886 Rodolfo inicio su monumental obra sobre la geografía y la etnografía, que se publica simultáneamente en los idiomas alemán y húngaro. Estos volúmenes describían los bosques de Viena y los bosques de galería del Danubio. En 1878 fue elegido miembro honorario por la academia húngara de ciencias y en 1881 se convirtió en un doctorado honoris por la universidad de Budapest y presidente de honor del patronato de la sociedad geográfica de Hungría.

domingo, 31 de julio de 2011

SU RELACION CON MIZZI KASPAR

Rodolfo busco consuelo en las tabernas miserables en las afueras de Viena. En 1886 probablemente comenzaría a socializarse con mizzi.
Mizzi, diminutivo de Marcelle, era una guapa y voluptuosa muchacha húngara que, establecida junto a su madre, Anna kaspar, en la capital austríaca, se ganaba la vida ejerciendo la prostitución "de alto nivel". La atracción que Rodolfo sentía hacia ella parece haber trascendido el plano puramente físico o erótico: estaba sinceramente embelesado con Mizzi. En cuanto a Mizzi, experimentaba cariño y compasión hacia el desdichado heredero imperial, pero, independientemente de ese afecto, no tenía inconveniente en ejercer de confidente hacia el inspector jefe de policía. En realidad, probablemente Mizzi no veía ninguna contradicción en ello: igual que vendía su cuerpo, sacaba provecho pasando informes. Los informes descartaban, no obstante, la fidelidad de Rodolfo a Mizzi. Aunque ella fuese la predilecta, no existía exclusividad ni por una parte ni, desde luego, por la otra. 

Rodolfo le pidió a mizzi que lo acompañara al centro de recreo llamado <<pabellón de los husares>> para suicidarse con él. La kaspar, que había recibido muchas invitaciones, pero ninguna como esta, la rechazo indignada. En esta indignación se ve la diferencia entre un ser normal y el obsesivo necrofilio que ya entonces había comenzado a ser Rodolfo. Estaba, pues, decidido a abandonar violentamente este mundo.

domingo, 17 de julio de 2011

LA ORNITOLOGIA DEL KRONPRINZ!

Rodolfo, sin embargo, no fue solo aficionado a la caza, sino también por la ornitología. , principalmente se intereso por las aves de rapiña, llegando a dibujar él mismo toda especie que veía. Aporto descripciones de muchas aves durante sus aventuras al Danubio, España, Egipto y medio oriente. En esta tarea científica estaría acompañado por su amigo alfred brehm.
                                                  
En 1875 saco el decreto de la serie bajo la protección de la planicie del rio sava. El 7 de abril de 1884 en Viena, Rodolfo personalmente abrió el congreso internacional de ornitología. El heredero hizo una exposición sobre las aves raras, todo auspiciado por la organización.

·TRAS SU MUERTE:En una carta enviada a los organizadores, Rodolfo diría que estaba listo para viajar Budapest y presidir la primera reunión (1889). Unas  semanas más tarde, el príncipe heredero murió en circunstancias misteriosas, lo que detuvo la organización (después realizada en 1891).

Jose paszlavszky escribió en la revista journal of natural en la edición de marzo de 1889, una conmemoración a la memoria del príncipe Rodolfo de Habsburgo:“lo lloramos, no solo como un buen hombre, único hijo y heredero al trono, pero también como un verdadero amigo de la naturaleza, partidario ardiente de las ciencias naturales. ¿Quién sabe si esto es cada vez un amanecer de nuestro país, cuando un príncipe trabajador participa en la historia natural y la palabra, la escritura, el hogar de la victima promueva  la comprensión de los recursos naturales y la difusión del conocimiento?

domingo, 10 de julio de 2011

SUS IDEAS LIBERALES!

Ese príncipe idealista tenía un programa político bien definido. Simpatizaba con los humildes. Para la corte era Rodolfo la <<cabeza loca>>, el que lo estropeaba todo, en la cortina de huno de prejuicios de la imperial familia. Imbuido por las ideas liberales que campeaban en el conflictivo siglo XIX, Rodolfo pensaba que le régimen debía renovarse a la inglesa (admiraba el sistema británico de gobierno). El kronprinz, al que disgustaba la censura de su conducta por el clero, no simpatizaba demasiado con una iglesia todopoderosa, ante la que su mismo padre se inclinaba reverente. Su afán de libertad le hizo escribir en cierta ocasión: << la realeza no es más que una enorme ruina que se derrumbara a la primera tempestad>>.

En las cartas personales del príncipe heredero describe su visión del gobierno austriaco:

·26 de julio de 1882:
"El principio del nacionalismo se basa en la base de la mayoría de los instintos humanos. Es una victoria del primitivismo mas de los nobles ideales de la igualdad. Las animosidades nacionales y raciales son un paso hacia atrás. Es característico que estos principios son los más utilizados por los elementos más conflictivos de nuestra sociedad. A medida que la ciencia es cosmopolita, por lo que debe ser la sociedad justa".

·12 de diciembre de 1886:
"El  imperio de los Habsburgo, es una miniatura. Austria es un conglomerado de varias naciones unidas. Esta es la idea rectora de nuestra monarquía, no sin importancia para la civilización mundial".

domingo, 3 de julio de 2011

COMPROMISO CON LA PRINCESA ESTEFANIA!

Rodolfo apareció en el palacio de laeken en Bruselas con su buen aspecto, mostrando su evidente inteligencia y unos modales impecables: no se podía esperar más de un futuro emperador.

Por primera vez, la princesa conoció al príncipe en una cena en el estrecho círculo familiar el 5 de marzo de 1880. El segundo día fue la visita a la ciudad, la cena de gala y una visita a la opera. Se esperaba que se tomase su tiempo para conocer a la princesa belga. El joven, sin embargo, ni siquiera se concedió así mismo ese margen para evaluar a la muchacha como potencial esposa: a los dos días, el siete de marzo, estaban comprometidos.
Se enviaron telegramas anunciándolo a la corte vienesa, donde se hallaba el padre emperador del flamante novio, y a una residencia señorial inglesa en la que se encontraba la emperatriz Elisabeth, quien se dirigió de inmediato a Bruselas para asistir a la conmemoración del compromiso formal.

El príncipe Rodolfo envió cartas a varios amigos en la que anuncio su compromiso.
·Dirigida al conde wilczek:”mi querido amigo, el día de mi compromiso hizo su fortuna. Zalikam de felicidad y alegría. He encontrado lo que buscaba, ángel justo, bueno. Estefanía será una buena  esposa, sometida  al emperador y también será una buena austriaca”.

·Un tono similar es la carta de Rodolfo a su antiguo tutor, el conde latour:”me encontré con lo que estaba buscando y Estefanía es buena, amable, inteligente, muy noble y va a ser buena esposa y, los temas del emperador y de su bien satisfecho de Austria. Estoy muy feliz”.

·En respuesta a su ex criada leopoldina nischerove:
”mi querida nana!, mi masa sincero agradecimiento por su amable carta de felicitación y eso me complace. Estoy muy feliz espero haber encontrado en Estefanía una mujer amorosa, una verdadera dama y sometida  a su emperador, una cálida y autentica patriota austriaca”.

·a los pocos días escribió al rey Luis II de Baviera:”en Estefanía, me encontré un verdadero ángel, es cierto, una buena persona que me ama. Muy inteligente, educada, una compañero útil para esta vida que voy a estar bien y con éxito por toda mi tarea difícil…”.

domingo, 26 de junio de 2011

CARRERA MILITAR!

Francisco José cifraba muchas esperanzas en su heredero y sucesor natural. Quiso, por ello, que Rodolfo se preparase convenientemente para sus futuras responsabilidades haciéndole emprender viajes por los distintos territorios del imperio especialmente en misiones militares. La carrera militar del archiduque fue la siguiente:

·vida de coronel.
·titular de la 19ª regimiento de infantería.
·1878 coronel de 36ª regimiento de infantería de Praga.
·1879 comandante de la 36ª regimiento en Viena.
·1880 comandante general.
·1881 comandante de la 18ª brigada de infantería de Praga.
·1882 teniente mariscal de campo.
·1883 comandante de la 25ª división de las tropas de infantería de Viena.
·1888 inspector general de las tropas de infantería (una carrera, a la que a otros necesitaban alrededor de medio siglo de servicio militar y un rendimiento extraordinario).


La estancia de Rodolfo en Praga en la 36ª regimiento de infantería. Participo en el desarrollo de nuevas técnicas militares como la electricidad, los efectos de los ferrocarriles de nueva construcción, y las circunstancias sociales dentro de la sección. Los esfuerzos iníciales y el trabajo duro poco a poco genero un conflicto contundente con su tío Alberto. La influencia de Rodolfo era imposible y en las conferencias de presidentes militares presididas por el emperador fue llamado solo si n se trataba de algo serio.

domingo, 5 de junio de 2011

LA AFICION A LA CACERIA!

El príncipe heredero tenía la reputación de ser un cazador apasionado. Desde enero de 1886 Rodolfo hizo de la cacería una constante  afición. El peligro de la caza le gustaba. Se contaba que siempre decía cuando veía a un animal salvaje: “si tengo solo una oportunidad, estoy obligado a disparar con seguridad”.
En 1878 comenzara un safari de quince días en el Danubio. En 1879 hizo un recorrido más largo al norte de Italia y España. En 1880 volvió de nuevo para recorrer la caída del rio Danubio. En 1881 hizo una gira de un mes a Egipto y medio oriente. En áfrica entablaría relaciones amistosas con el investigador Samuel teleki, con quien recorrió los paisajes del lago baringo (entonces desconocido). “el heredero al trono fue siempre valiente en la caza, aunque los  ejércitos estaban alerta para no ponerlo en peligro”. Narraba Samuel teleki durante una caceria de tigre salvaje. Las aventuras de nuestro gallardo kronprinz fue documentada y publicada en una serie de libro titulada quince días al Danubio (1890) y viaje al este (1881).

lunes, 23 de mayo de 2011

LAS ENSEÑANZAS ACADÉMICAS!

Con ocho años de edad, Rodolfo tenia un montón de funciones de representación: como visitar orfanatos y escuelas en la que se relaciono con estudiantes de la misma edad. Estaba muy interesado por la historia (desde 1793 hasta 1848). Profesores como menger trataron de profundizar el respeto por la gente educada, el rechazo de los prejuicios y la tolerancia de las minorías, para promover la democracia y el rechazo del absolutismo. El profesor jose zhisman difundieron en Rodolfo la idea de que el rey no era la gracia de dios, sino tenía que ser elegido. Rodolfo vio un modelo de regla de José II, creando un conflicto con su tío, el archiduque alberto, y este fue el resultado de un intercambio con un ensayo sobre el tema, en la que ambos expresaron sus puntos de vista. Su profesor de ciencias joseph krist lo llevaron a visitas a museos, excursiones  diversas a zonas rurales y observaciones. Con trece años Rodolfo explico los conceptos básicos de la reproducción. Visito el instituto para la cría artificial de peces en salzburgo. El espíritu moderno de un joven del  siglo 19 como Rodolfo, profundizo en materias como ciencias naturales, historia y política; mientras que otros como artes, literatura, música, idiomas, deportes y el teatro, pasaron sin interés.

Latour produjo que los gastos de la educación del príncipe y los asociados a la cámara de noviembre de 1864 hasta finales de 1877 –un total de 388.546 monedas de oro. Tras finalizar sus estudios se despidió de su preceptor latour como “mi querido viejo”. En su viaje a Inglaterra, Rodolfo intento en secreto (por lo que Viena no sabía) reunirse con el naturalista y fisiólogo charles robert  darwin, pero para su decepción no pudo.

domingo, 15 de mayo de 2011

LAS ENSEÑANZAS DE LATOUR!

Josef Latour de Thurmburg. Había coincidido en sus apreciaciones con la baronesa de Welden, pero, a diferencia de ésta, se daba cuenta de que no iría a ninguna parte si buscaba una ocasión para plantearle tan espinoso asunto a Francisco jose. En lugar de apelar a Francisco jose, Latour decidió tomar el camino que llevaba hacia la emperatriz Elisabeth. Enterada de lo que sucedía, Elisabeth, por una vez en la vida y sin que sirviese de precedente, había ejercido la máxima presión sobre Francisco jose a favor de Rodolfo. Hay que admitirle a Elisabeth que, en esas circunstancias, no dudó en usar incluso el chantaje sentimental y a amenazar simultáneamente con un gran escándalo a fin de sustraer a su hijo de la custodia de Gondrecourt.

Elisabeth no vaciló en enfrentarse a su marido. Es más: no sólo manifestó de propia voz un ultimatum, en el sentido de que si no se destituía a Gondrecourt, ella abandonaría la corte no sin dejar claro ante el mundo las razones que la movían a ello. También presentó al aturdido Franz Joseph un documento escrito, redactado en tono imperioso: 

"Es mi deseo que se me concedan unos poderes ilimitados en todo lo referente a los niños: la elección de las personas que les rodean, del lugar de su estancia, el completo encauzamiento de su educación; es decir, que todo, hasta el momento de su mayoría de edad, sea decidido por mí sola. Elisabeth. Ischl, 27 de agosto de 1865". 

Ante la tajante actitud de Elisabeth, Francisco  Jose claudicó enseguida. Gondrecourt había actuado según sus directrices, como le recordaba la exasperada archiduquesa Sofia. Pero el emperador tenía que remover a Gondrecourt de su puesto si quería retener a la emperatriz. De nada sirvió que Sofia expresase lo peligroso que era dejar un asunto tan delicado como la formación académica del kronprinz y la archiduquesa en manos de la irresponsable Elisabeth. Ante el órdago de Elisabeth, Francisco Jose pasó por encima de su propia opinión y de la opinión de su madre. Aquella victoria de Elisabeth marcó el inicio de una nueva etapa en la vida de Rudolf...
Por encargo de Elisabeth, el doctor Wiederhofer, nuevo médico de cámara, sometió a un análisis exhaustivo al niño a fín de establecerle un tratamiento. En primera instancia, había que lograr que el pequeño se sobrepusiese a su estado de agotamiento psíquico y físico. Paralelamente, por decisión de Elisabeth, Latour se vió elevado a la categoría de tutor de Rodolfo.El aspecto puramente intelectual de la educación de Rodolfo pasó a ser prioritario, en detrimento de aquella exigente formación castrense que casi había acabado con él. Con ese objetivo en mente, Latour escogería los preceptores. No tenían porqué ser aristócratas ni militares, como bien señaló la emperatriz, sino personas que acreditasen una preparación científica aparte de talento pedagógico. Tampoco había que ceñirse a religiosos, excepción hecha del profesor de religión, claro. Estas pautas suponían una verdadera "revolución palaciega". Entrarían en liza una serie de profesores de extracción burguesa, de orientación claramente liberal.Gracias a Latour, Rodolfo se había transformado en un muchacho capaz de transformar su curiosidad natural en una constante avidez de conocimientos. Muchas materias suscitaban su interés y ponía gran atención en incrementar su cultura.

domingo, 8 de mayo de 2011

EL SEVERO GRONDECOURT

A los seis años fue apartado de su hermana Gisela, a quien apreciaba muchísimo, pue su padre, el Emperador, consideraba que había que endurecerlo y convertirlo en un buen soldado (el ejército era apreciado por el Emperador que siempre vestía de uniforme).el pequeño kronprinz debería abandonar el entorno de la amorosa gisela, en la que se sentía seguro, para verse sometido a la tutela directa de un preceptor que tendría la misión de robustecerlo mental y físicamente...
Se llamaba Leopoldo y ostentaba el título de conde de Gondrecourt. Se trataba de un militar, de actitud severa y rígida; pero precisamente por eso mismo fue elegido por el emperador Francisco jose. Gondrecourt, con su marcial reciedumbre, parecía la persona idónea para encauzar en esa dirección al heredero. Por supuesto, Franz Joseph no tuvo en cuenta el impacto que podía ejercer en el niño, una criatura sensible, tímido, nervioso y asustadizo. El aya baronesa de Welden, la niñera Leopoldine Nischer y la hermana Gisela tendrían que asumir que Rodolfo debía iniciar su instrucción de cadete. Gondrecourt dirigía los ejercicios que se prolongaban durante horas y horas. La voz surgía potente, resonaba levantando ecos en el patio de palacio, impartiendo órdenes. Rodolfo intentaba desfilar sin perder el paso, sosteniendo su arma en la posición adecuada, mientras Gondrecourt le señalaba los defectos sin alabar nunca el esfuerzo ni la voluntad. Y lo peor no eran los ejercicios, por extenuante que resultase aquel programa para el principito. Gondrecourt estaba decidido a que el niño superase sus temores por la vía, bastante drástica, de obligarle a enfrentarse a todo lo que le suscitaba pavor. Grondecourt sometía al niño a verdaderos torturas con el fin de endurecer su cuerpo y su mente. Ente las muchas de las atrocidades está la de encerrarlo en un recinto del parque Leinz, completamente solo y anunciándole que habían soltado allí un jabalío o bien lo despertaba a bases de disparos al aire y si el niño lloraba lo sometía a duchas frías. 

El drástico método de Gondrecourt se cobró su tributo. El niño no se atrevía a quejarse ante nadie, menos aún ante su padre o su abuela, del riguroso trato de su preceptor. Pero, sin embargo, el sufrimiento psíquico y físico se manifestó en una propensión todavía mayor a enfermar. El niño pronto comenzó a perder pesos y a tener ataques de histerias. Apenas comía, porque, cuando comía, el estómago le dolía de manera espantosa y acababa devolviendo cada bocado ingerido, hasta que sólo expulsaba bilis. A menudo se despertaba febril, empapado en sudor frío mientras la temperatura de su cuerpo ascendía. La baronesa de Welden observaba lo que sucedía, experimentando en carne propia el dolor del niño a quien había criado. Le parecía increíble que la archiduquesa Sofia, una buena abuela, no se percatase de que aquel entrenamiento militar estaba destrozando por completo la salud del pequeño. Pero Sofia estaba convencida de que Gondrecourt actuaba admirablemente, colocando al niño en circunstancias en las que éste tuviese que vencerse a sí mismo para trocar las debilidades en fortaleza.

sábado, 30 de abril de 2011

PRIMEROS AÑOS DE VIDA DEL PEQUEÑOS RODOLFO!

En los primeros meses de existencia de Rodolfo, Elisabeth permaneció postrada por la enfermedad. Era un crío, demasiado pequeño para enterarse de lo que acontecía. En su entorno infantil, todo estaba bien mientras Leopoldine Nischer se encargase de dirigir con eficacia al conjunto de nodrizas y doncellas que se ocupaban de los niños imperiales. Compartía con Gisela los apartamentos, ambos recibían cuidados y atenciones, a ambos se les procuraban distracciones. Aquel verano, a pesar de la guerra, a pesar de las penurias y la atmósfera luctuosa que envolvían el país, los chiquillos fueron felices. 

Al igual que su hermana Gisela, Rodolfo creció prácticamente en ausencia de la madre. Elisabeth era una presencia elusiva en sus vidas, por decirlo de otra forma. De año en año, la emperatriz buscaba mil excusas para marcharse lejos de Viena, incluso lejos de Austria. Necesitaba evadirse de su marido, de su suegra, de sus parientes políticos, de una corte que la sofocaba, de unas obligaciones institucionales que no le interesaban nada. Pocas veces se dejaba caer por el Hofburg o Schönnbrunn. Cuando aparecía, lo hacía a desgana, lo cual se traducía en que enseguida enfermaba y por tanto se confinaba en sus aposentos. Evidentemente, los niños tenían pocas oportunidades de encontrarse con aquella mamá cuya belleza y rebeldía pasmaban al mundo entero. Gisela y Rodolfo dependían, básicamente, de su abuela Sofía. Sería conveniente no caer en la tentación de hacerse una imagen mental de Sofía  basándose sólo en su tensa, conflictiva y en conjunto desdichada relación con Elisabeth.
De lo que no cabe duda es que Sofía fue una abuela abnegada y devota. Adoraba a sus nietos, Su "Diario" está plagado de referencias a los niños, reflejando que para ella adquiría gran importancia cualquier acontecimiento en las vidas de éstos, empezando por los dolores de encías y las fiebres producidas por la dentición infantil. Los pequeños progresos de los chiquillos llenaban de satisfacción a la egregia señora. Los miembros de la familia Habsburgo se deshacían en elogios hacia los niños, que, en lengua afilada de una archiduquesa, "parecían enteramente hijos de su padre, de tan buenos y obedientes cómo se mostraban". 



Antes de cumplir seis años, se puede afirmar que Rodolfo se consideraba un niño dichoso. Era feliz bajo la amorosa protección de Leopoldine Nischer, compartida con Gisela. El vínculo emocional entre Gisela y Rodolfo era ciertamente profundo, algo que resulta fácil de comprender. Los dos dependían el uno del otro y ambos de su abuela Sofía. El padre, Francisco Jose, les prestaba atención, pero una atención limitada por el hecho de que el hombre vivía consagrado a cumplir sus deberes hacia la dinastía y el imperio. Por tanto, Gisela era la principal referencia afectiva para Rodolfo. Ella ejercía a conciencia su papel de hermana mayor, solícita y protectora.